miércoles, 25 de abril de 2007

Cáncer de mama

Ultimamente, Mamen, una buena amiga me ha estado hablando sobre su odisea con su enfermedad, el cáncer de mama.

Además en la sobresaliente página de mi amiga
Maya, leo que una buena persona de la política vasca, María San Gil, se ha visto obligada a dejar su cargo precisamente por esta causa. Y para colmo de males, Emilia, una buena amiga y ademas cliente, esta dándose sesiones de quimioterapia aquejada de la misma enfermedad.

Resulta sorprendente ver como esta enfermedad va avanzando progresivamente en la actualidad. Quizás por esto, es cuando mas investigaciones se producen sobre su modo de curación y aunque la mayoría de las mujeres que lo padecen, sufren además la mutilación de sus senos, e
stos son reconstruidos, evitandoles de esta forma, la congoja y la pena que provoca el sentirse diferente.

Estas mujeres, todas las mujeres que luchan contra el cáncer de mama, jamás saldrán en los libros de historia, jamas recibirán el homenaje de la ciudadanía, nadie las reconocerá por las calles ni las pedirá un autógrafo, pero son, sin lugar a dudas, auténticas heroinas, que con todo el temor del mundo en su cuerpo, luchan desaforadamente por ellas y por los suyos.

He leido, interesándome por este tema, muchas declaraciones de valientes mujeres, que como estas, lucharon a brazo partido contra la enfermedad, el dolor, la pena y la soledad. Me gustaría honr
ar su lucha, celebrar en la lejanía sus constantes vistorias y decirlas cual Bertol Brech imaginario, aquello de "vosotras sois imprescindibles", porque lo sois, no os quepa la mas mínima duda... Me gustaría decirte que el cáncer no es un castigo, por lo que no mereces que se te trate como a una victima. Tan sólo eres una enferma, tan sólo una enferma que se va a curar.

Y empezarás el tratamiento, que sin duda afectará a tu calidad de vida y quizás, con un poco de mala suerte sufras una mastectomía y todo a sabiendas de que no existe una cura garantizada para el cancer de mama, tu maldita enfermedad...


Si me pidieras un consejo, te pediría que decidieras seguir viviendo, y que valoraras las cosas que sin duda amas
, porque ten por seguro que perder tu seno no te va a hacer perder nunca el maravilloso ser que llevas dentro.

Intuyo que tiene que ser muy dificil admitir que tu cuerpo alberga una enfermedad que puede ser mortal, sobretodo cuando parece que todo está como siempre, que nada está pasandote... y tiene que ser horrible el golpe brutal de la cirugía que te recuerda que el cáncer es una realidad palpable que te ha golpeado con fuerza y sin compasión.


Me siento muy inferior a cualquiera de vosotras, soy mucho mas cobarde, lo que no me impide poder deciros fuerte y a los cuatro vientos lo mucho que os admiro.


Mi amiga Mamen, ya curada, dedica la tarde de los miércoles a su voluntariado en la Asociación contra el Cáncer de su localidad. Me consta que con su humanidad y su ternura, está ayudando a muchas mujeres a superar el trance que ella también tuvo que superar.

Me gustaría cerrar el post con su testimonio:
"Trabajar en la Asociación, me da la sensación de que a mi manera, sigo luchando contra el cáncer. El poder ayudar a otras mujeres a enseñarlas que como yo también se pueden curar, es algo que me hace sentir mejor persona cada día, es algo que me reafirma en mi confianza en mi misma".

Gracias Mamen, muchas, muchas, muchas
, gracias.



La Cantante Luz Casal, operada de urgencia de cáncer de mama y que tantos buenos ratos me ha hecho pasar con sus canciones es a quien dedico este post, en representación de todas las mujeres, que como ella, sufren tan amargo trance

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Mis días marrones quedaron atrás.
La vida vuelve a mostrarse ante mí desplegando días, a veces turquesa, a veces gris.
Como a todos. Ahora soy una más.
Y me hace feliz tender la mano.
Gracias a tí, Rafael, por este post.
Y por tantos momentos de charlas amenas.
Y por tu amistad.

Mamen

Maya dijo...

¿Sabes? Mi abuela también padeció cáncer de mama cuando ella tenía unos 40 y pico años (según me contó mi padre). Y lo superó. Cuando no había tantos avances como ahora, además.

Por ello, quiero mandar un fuerte abrazo a Mamen y muy especialmente a tu amiga Emilia. Aunque no todos los cánceres tienen las mismas probabilidades de curación, en el caso del cáncer de mama son mayores. No sé qué más podría decir sobre esto, así que como se suele decir... ánimo, valor y al toro.

pd. Gracias por la mención a mi blog, Asomado, eres un cielo.

Triste Romeo dijo...

Un post ciertamente emotivo. Yo sólo deseo a las mujeres que sufren este mal que mucho ánimo y que su coraje es nuestro orgullo.

Reformar Baño dijo...

empresa de reformas en madrid

reformar cocina

reformar baño

reformar casa

reformar local comercial

empresa de reformas en madrid

reformar cocina

reformar baño

reformar casa

reformar local comercial